Delitos Financieros - FMH y Asociados
450
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-450,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
 

Delitos Financieros

La delincuencia financiera representa un riesgo permanente para las personas u organizaciones y las reglas y procedimientos para iniciar una demanda son muy diferentes de las demandas tradicionales, por lo tanto es imperativo contar con la asesoría de profesionales especializados en el tema. En FMH & Asociados contamos con un equipo de expertos con una amplia experiencia y con todos los recursos necesarios para asumir casos complejos relacionados a inversiones y valores y enfocarnos en ellos para conseguir los mejores resultados.

Los delitos financieros abarcan desde el robo o el fraude llevados a cabo por individuos malintencionados hasta operaciones a gran escala planificadas por grupos delictivos organizados presentes en todas partes del mundo. Son actividades delictivas graves cuya importancia no debería minimizarse pues, más

allá del impacto social y económico, por lo general están estrechamente relacionadas con el crimen organizado e incluso el terrorismo.

Los delitos financieros nos afectan a todos. Esta modalidad delictiva últimamente ha tomado mucho auge debido al rápido avance de la tecnología digital.

El crimen organizado opera a nivel internacional para evitar ser detectados, y los fondos robados atraviesan muchas fronteras físicas y virtuales antes de llegar a su destino final, en algunos casos paraísos fiscales.

 

Entre los tipos más comunes de fraude y mala práctica financiera, podemos destacar:

 

  • Concentración excesiva: La diversificación es una característica fundamental de una cartera de inversiones exitosa. Cuando el asesor de inversiones deja de diversificar correctamente sus inversiones, exponiendo el fondo de inversión a sólo unos pocos valores o un sólo sector de la economía, el inversionista podría recuperar las pérdidas mediante un juicio por fraude de valores.
  • Transacciones no autorizadas: Por lo general, el asesor de inversiones debe obtener autorización del inversionista, antes de vender o comprar valores. Si el asesor no recibe ninguna autorización antes de llevar a cabo una transacción, podría haber incurrido en un delito.
  • Switching de fondos mutuos, bonos o anualidades: Similar al churning, este método de fraude ocurre cuando un asesor financiero recomienda al cliente la venta de un grupo particular de fondos mutuos, bonos o anualidades y luego volver a comprar un instrumento casi idéntico, con el sólo fin de ganar comisiones.
  • Víctimas del esquema Ponzi (o “la pirámide”):  Este es uno de los métodos de fraude más comunes en la actualidad, el cual consiste en el pago de intereses a los inversionistas con su mismo capital o con capital de otros inversionistas.